“Bailando ♪♫♩♬Bailaandoooo♫♩♬ ¡Y mientras te flipas tu bolso o móvil están mangandooo! ♪♫♬ EVITA ESTA VERSIÓN de #Cancióndelverano”. Este texto es un tweetpublicado desde el perfil de la Policía Nacional en Twitter, un simple ejemplo de cómo la conversación tradicional ha conseguido adaptarse sin perder el valor del mensaje.


Con los Community Managers (CM) o administradores de redes sociales ha eclosionado una nueva figura dentro del organigrama empresarial de cualquier institución y con él nuevas formas de conectar con el público. El responsable de comunicación ahora nace con una nueva prótesis informativa (smartphone y tableta) y ejercita su habilidad de comunicador en los medios sociales, de forma instantánea y en cualquier parte. Todo un malabarista de la comunicación que informa y responde a cuestiones que suelen aletear en torno a la marca.

El CM nace y se hace, debemos recordar que la persona que se encarga de las redes sociales representa la imagen de la marca en Internet. Cada cita, cada foto, cada vídeo, cada respuesta, que se cuelga, es una publicación pactada y consentida por la marca y que el CM acaba abanderando. Por todo ello, no es recomendable delegar al millenial de turno el poder comunicativo de la marca, hablamos de una persona, millenial o no, que sabe comunicar, que tiene interiorizado el discurso o el relato de la marca y que sabe transmitirlo en cada respuesta y por el canal más adecuado. Puede que sea recomendable que el CM tenga dotes comunicativas innatas pero también debe “hacerse”. Nos referimos de la necesidad de conocer a su audiencia, enfangarse en datos para ver el interés del contenido publicado, así como el tono de sus publicaciones. Es alguien que estudia la estructura de las conversaciones (os proponemos el estudio “Mapeo de Redes en Twitter” como lectura obligatoria para conocer las estructuras conversacionales en Twitter) y que recuerda que la cercanía del usuario con la marca es lo que hace de Internet un entorno interesante para conversar.

Sin perder el horizonte, Internet es un entorno en plena evolución y mantener una audiencia sostenible también conlleva avistar cuáles son las tendencias digitales del futuro.Un ejercicio de intuición e investigación que este año nos empieza a brindar datos como que la principal fuente de información de 2017 está siendo WhatsApp; que el vídeo experimenta un aumento como contenido de interés y que la emisión en directo en plataformas como Facebook Live, Periscope y Instagram Live se consolida como fuente de información.También la realidad virtual da sus primeros pasos, incluso dentro de la educación, y empieza a ser una apuesta comunicativa de largo recorrido, como apunta HubSpot en su listado de tendencias en redes sociales de 2017.

Un ejemplo muy ilustrativo es como la marca de zapatillas TOMS ha sabido proyectar su identidad corporativa plasmándola en un vídeo inmersivo en 3D. Una pieza de marketing que demuestra cómo la comunicación de las grandes marcas, sin perder su esencia, se adapta a las habituales redes sociales a través de nuevas narrativas.

Pie de Foto: Este vídeo está disponible para gafas de realidad virtual.

En conclusión, todo comunica y todos comunicamos empezando por el CM y terminando por la marca en su conjunto. No debemos olvidar que el administrador de las redes sociales es un mero mensajero y que la misión, la visión y los valores son los principios que deben vertebrar toda la comunicación que se transmita por la red. Desde aquí rompemos una lanza por estos transmisores del mensaje que intentan día a día ofrecer una imagen rigurosa de su institución en Internet con la intención de hacerla más cercana y atractiva a sus seguidores y a la sociedad.

Chema Ivorra
@Cheivor

Anuncios