Finlandia tiene uno de los sistemas educativos mejor valorados del mundo. Para conocerlo mejor me fui hasta allí, como coordinadora de formación y del programa Erasmus + del Centro de la Inmaculada Concepción de Gijón, junto con un grupo de 120 profesores de 16 países de la Unión Europea para realizar un curso sobre educación en Helsinki. Mi experiencia es que parte del éxito de la educación de los países nórdicos tiene su origen en la cultura y la forma de ser propia de sus gentes, una cultura que se caracteriza por la multiculturalidad, la tolerancia, la inclusión, la libertad…

A lo largo de una semana los profesores tuvimos la oportunidad de observar y analizar exhaustivamente diferentes aspectos organizativos, metodológicos y culturales del sistema educativo en Finlandia. El curso consistía en una parte teórica, en la que se impartieron seminarios sobre el sistema educativo por el que pasa el individuo desde que nace hasta la universidad, y otra parte en la que pudimos observar directamente en distintos centros la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos. La formación se complementó con visitas culturales desde el punto de vista educativo.

El primer seminario tuvo lugar en el Ateneo de la Universidad de Helsinki y fue impartido por la doctora polaca Anna Ikonen, que se centró en el funcionamiento de la etapa universitaria del país, contrastándolo con el suyo propio.
Por otra parte, también dio su visión como madre de las posibilidades que ofrece este país para educar a un niño.

El segundo seminario, impartido por VesaRyhänen, facilitó una perspectiva histórica y cultural muy realista del país.
Por último, el representante de educación de la zona de Valkiakoski, JormaRiikonen, mostró aspectos positivos y otros a mejorar en la realidad educativa.

La segunda parte del curso consistió (a modo de jobshadowing) en la visita a diferentes centros educativos de las etapas de Primaria, Secundaria, Bachillerato, ciclos formativos, formación de adultos y universidad del país.

He aprendido mucho del sistema educativo de Finlandia, pero me gustaría destacar los siguientes aspectos que nos pueden ayudar a reflexionar y mejorar:

  • Flexibilidad del currículum a la hora de elegir el alumno y flexibilidad del centro para 
marcar las líneas a seguir, aunque es el director el que elige y organiza el tipo de 
colegio que quiere.
  • Flexibilidad en la duración de las sesiones (que pueden ser de 45, 75 o 90 minutos, 
con descansos entre ellas de 10/15 minutos) lo que favorece un mayor rendimiento.
  • Confianza absoluta hacia el profesorado, respeto en toda la sociedad desde 
alumnado, familias y dirección educativa. Las fiestas más importantes del país se celebran en torno a la educación.
  • En el centro se respira un ambiente tranquilo y una motivación intrínseca admirable.
  • Las instalaciones, el mobiliario y los recursos digitales favorecen una situación 
propicia para el aprendizaje.
  • La comunidad educativa dispone de espacios acogedores en los tiempos de 
descanso.
  • Toda la educación es gratuita; cada niño y estudiante tiene derecho a una comida caliente a media mañana.
  • Se potencia la creatividad del individuo a través de la música, el arte y el teatro.
  • Hay mucha flexibilidad a la hora de obtener el título de Bachillerato, entre dos y cuatro años.
  • Existe la posibilidad de asistir a clases de apoyo o repaso gratuitas fuera del horario escolar.
  • Se busca potenciar la autoestima personal teniendo en cuenta los intereses de todos 
y cada uno de los alumnos, al mismo tiempo que su autonomía.
  • La metodología utilizada en los diversos centros y en cada nivel depende de cada 
profesor (teniendo una libertad de cátedra mucho mayor que en España) y no difiere mucho de las utilizadas en nuestro país. Se pudo constatar que en general la metodología utilizada en la enseñanza de lenguas extranjeras seguía siendo bastante tradicional, en algunos casos. También se tuvo la oportunidad de visitar Tallin (Estonia) donde se pudo descubrir la relación cultural y educativa entre los dos países y la creciente relevancia de Estonia en todos los niveles.

El curso concluyó con una puesta en común sobre las diferentes visiones y estrategias de diseminación de lo vivido durante esos días. Como conclusión: Finlandia es multiculturalidad, tolerancia, respeto, inclusión, colaboración, libertad, flexibilidad.
Todas y cada una de las voces de los ciudadanos que conforman el país son escuchadas.

Begoña Rey
Colegio de la Inmaculada Concepción

Anuncios