Antes de julio de este año, 20 millones de personas morirán de hambre en Sudán del Sur, Somalia, Yemen y el noreste de Nigeria. Así es como alertó Stephen O´Brien, coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU el pasado 10 de marzo al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Soy consciente de que diariamente muere gente por distintos motivos en diversos lugares del mundo: conflictos bélicos, catástrofes naturales, enfermedades, atentados… y debemos pensar en todos. Sin embargo, me ha consternado saber que en menos de 30 días, cuando la sequía se agudice y se acaben las provisiones de las cosechas, 20 millones de personas perderán la vida por inanición, y de ellos casi un millón y medio de niños por desnutrición severa.

Fuente: Datos de Naciones Unidas 

Parece increíble que en pleno siglo XXI la gente se siga muriendo de hambre.

Los cuatro países están conectados por el mismo hilo conductor: la guerra. Si a esto le sumamos la sequía, el cierre de las fronteras por los ejércitos, la imposibilidad de que llegue la ayuda humanitaria, y la subida de precios de los alimentos por los conflictos armados… nos encontramos ante un panorama desolador.

Naciones Unidas ha pedido ayuda a la comunidad internacional para evitar la mayor crisis humanitaria desde finales de la Segunda Guerra Mundial: se necesitan 4.900 millones de dólares antes de julio para evitar la catástrofe. Según los últimos datos de la ONU, se han recibido 1.700 millones (35%), por lo que aún son necesarios 3.200 millones de dólares. A día de hoy, y teniendo en cuenta que el dólar ha caído, serían unos 2.865 millones de euros necesarios para impedir la muerte de esas 20 millones de personas. 

Fuente: Datos de Naciones Unidas

Quiero hacer un llamamiento a todos los lectores y a los países vecinos europeos (744 millones de habitantes) para donar al menos 4 euros (5$) por habitante. Si lo hacemos todos, conseguiremos parar esta crisis humanitaria en estos cuatro países que sufren una de las hambrunas más persistentes en los últimos años.

Me gustaría que este mensaje llegara a toda Europa, y al mundo entero, si todos nos comprometemos, conseguiremos evitar esta catástrofe.

Todas las donaciones se enviarán a través del CERF (Fondo Central de Respuesta de Emergencias) de la OCHA (Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) de Naciones Unidas, ya que ha sido quien ha solicitado la ayuda internacional y ha constatado la necesidad urgente de actuar.

Yo apuesto por la vida. Dono mis 4 euros. Ahora te toca a ti. ¿Te apuntas al reto?

En estos links podéis donar al país que elijáis o al fondo global para emergencias.

Es posible realizar aportaciones de la cantidad que deseéis, 4€ sería la cantidad mínima para conseguir el reto si TODOS los lectores y países de Europa donáramos.

PD: Continúa la cadena, difunde, comparte, habla de ello con amigos, familia, con tus alumnos, con profesores… ¡tenemos un mes!

Laura Ayerdi Zurutuza
Dpto. Cooperación Internacional
@lauraayerdi

 

 

 

Anuncios