La actitud ante la discapacidad y la dependencia en el ámbito educativo ha sido muy cambiante en los últimos años y ha sufrido un proceso de luces y sombras desde que se iniciara la incorporación de alumnos con discapacidades a la escuela ordinaria.

Desde Escuelas Católicas siempre se ha mantenido una actitud de apoyo y atención a todas aquellas personas con discapacidad o necesidades especiales. Nos parecería fundamental que se establecieran las condiciones más adecuadas, tanto en centros ordinarios como en centros de educación especial, para que en el futuro estas personas pudieran lograr sus aspiraciones tanto en el ámbito social como en el laboral.

Por ello, no dudamos un momento cuando, hace poco más de un año, nos plantearon la idea de crear el Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD) y nos implicamos directamente como miembro fundador del mismo. Este Consejo, con el apoyo de 4.345 asociaciones, entidades, centros y unidades de Educación Especial, se ha propuesto defender los derechos e intereses de las personas con discapacidad o dependientes, ser su voz ante las administraciones, reclamar un mayor esfuerzo presupuestario para este colectivo y luchar contra la discriminación.

Escuelas Católicas, por su parte, tiene una misión clara dentro del CEDDD: la defensa y el desarrollo de los derechos e intereses de las instituciones titulares de centros de educación especial con los poderes públicos, partidos políticos, agentes sociales y organismos cuyas decisiones repercuten directa o indirectamente en los alumnos y las familias que eligen la escolarización en un centro de educación especial.

En este sentido, desde CEDDD se pretende también crear un espacio de influencia tanto en los distintos organismos encargados de la educación, en el ámbito estatal y autonómico, como en aquellos otros que se encargan del establecimiento de las condiciones de inserción y adaptación del entorno socio educativo de los alumnos con necesidades educativas especiales.

El propio secretario general de Escuelas Católicas, José Mª Alvira, en la presentación oficial del CEDDD, recordó que aunque es cierto que la sociedad y el sector educativo son cada vez más sensibles y tienen más conocimiento para actuar mejor en la atención a los alumnos con discapacidad o alguna necesidad especial, es fundamental que sigamos reclamando recursos materiales y personales para que esta dedicación, ya sea en aulas ordinarias o en centros especiales, sea completa.

Por eso desde aquí hago un llamamiento a todos a participar y luchar por los derechos de este colectivo. Cada uno de nosotros podemos aportar nuestro granito de arena. Podéis empezar por conocer la actividad del CEDDD, quiénes somos, cómo nos organizamos, qué pretendemos, cómo colaborar y conocer las jornadas que iremos organizando con los asuntos que nos preocupan. Precisamente hace poco tuvo lugar la primera con el título “Soluciones a las personas con discapacidad y/o dependencia en su ciclo vital”.

No dejéis de consultar nuestra página web. La plena inclusión es tarea de todos.

 

Iván Hodar
Asesor Jurídico de EC

Anuncios