La mayoría de los alumnos pequeños cree en los Reyes Magos. Nosotros los profesionales de la educación, en el inicio del nuevo año, queremos acompañar a los Sabios de Oriente, que según la tradición religiosa, representan a todas las personas buscadoras del Bien y la Verdad.

Como ellos, tenemos una estrella que nos guía, el artículo 27 de la Constitución, el lucero que permite iluminar los recovecos normativos, que algunos pretenden ignorar o malinterpretar. Este astro de diez puntas, brilla cuando se respeta la libertad de enseñanza, cuando se reconoce la autonomía para organizar el Centro, para distribuir funciones entre el profesorado, sin la esclavitud de nombrar un coordinador para cada situación. Los directores son adultos que no precisan de una tutela sistemática por parte de Consellería.

Llegados al portal, encontramos una pareja joven con un bebé. Hasta Dios confió la educación de su Hijo Jesús a una familia y no se inmiscuyó en su formación. Alguna Administración quiere ser divina e imponer un modelo educativo único, olvidan el brillo del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

Según el pasaje bíblico, los Magos, después de estudiar decenas de papiros y atravesar vastos desiertos, se postraron para adorar al Enmanuel, culminaban su viaje con este primer gesto ecuménico del Nuevo Testamento. ¡Cuánto nos gustaría alcanzar este consenso, con la riqueza de la pluralidad educativa, en todas las propuestas de la Consellería! en versión laical, ¡claro está!

Se van dando pasos en el Consell Escolar, confiamos en la continuidad de esta noble tarea de buscar lo que nos une en pro de la Educación.

Se abren los cofres, el don de las ofrendas significa respeto y alianza, como pajes de los Sabios de Oriente presentamos:

ORO: Representa la financiación, congelada desde hace ocho años, los mismos ingresos para mayores gastos de funcionamiento, la austeridad y la buena administración, ayudan a las frágiles economías escolares. Agradecemos el esmero para que la llegada del módulo de gastos variables, no se retrase en exceso. En este metal, incluimos la leal colaboración para ganar en eficiencia de los recursos humanos y  económicos en la gestión de las becas de comedor, xarxa llibres, bono infantil.

INCIENSO: Utilizado en las ceremonias, representa la divinidad en el valor de la dignidad humana. Aquí presentamos al alumnado, que lleva un ritmo diferente de aprendizaje y al que se adapta la metodología en las aulas de apoyo a la integración, que siguen siendo muy necesarias en nuestros Centros. Las propiedades curativas del incienso, podrían materializarse en más especialistas para atender a los alumnos con necesidades educativas especiales, en la incorporación de profesionales que atiendan Infantil y Primaria en los gabinetes psicopedagógicos de cada Colegio. Estas serían medidas para reducir de raíz, el fracaso escolar.

MIRRA: Es un compuesto para embalsamar, representa el sufrimiento y la muerte. Esperamos que no se utilice en los bachilleratos y ciclos formativos concertados. La continuidad del alumnado en su Colegio es fundamental, por el proyecto educativo elegido por sus padres, por el seguimiento que realiza su profesorado desde las etapas iniciales, porque el concierto singular garantiza la igualdad de oportunidades para las familias con menos posibilidades económicas. Es un brillo de la estrella que refleja el avance social y educativo, en la Comunidad Valenciana, al que no podemos renunciar ni apagar. Manifiesta que la enseñanza concertada es complementaria de la escuela pública.

A este respecto, es preferible no tener en cuenta el relato ancestral de la matanza de los inocentes, para que no haya comparaciones.

Continua la tradición que los Sabios de Oriente se volvieron por otro camino, siempre oteando horizontes pedagógicos nuevos para innovar y mejorar el proceso de aprendizaje, atentos para atisbar estrategias educativas que favorezcan la equidad y manifiesten la calidad formativa. Disponibles para aportar esas rutas en la Consellería, que demuestran que sabemos caminar en equipo, para llegar más lejos y en mejores condiciones, para el sistema educativo valenciano, que es lo que deben pretender nuestros gobernantes.

Algunos de nuestros Colegios llevan varios siglos educando con los valores del humanismo cristiano y no tendrán inconveniente en ayudar a diseñar el mapa de indicadores para la evaluación en valores a los Centros educativos, que pretende la Dirección General, porque si se hace con una sola mirada, quedará un ránking tendencioso y de corto alcance.

Vicenta Rodríguez
Secretaria Autonómica de Escuelas Católicas

Publicado en el periódico de El Mundo de Valencia el día 8 de enero de 2017

Anuncios