<<Te confieso que si alguna vez me hubieran preguntado a quién admiras en tu vida, hubiera respondido sin ninguna duda, a ti, Isa. Tu honradez, alegría, solidaridad, sencillez, transparencia, valentía y ser también un torbellino -a veces te llamaba “monja todoterreno” y te reías-, te convirtieron en una mujer EXCEPCIONAL>>.

Esta es una de las confesiones que destapé en mi “Carta para Isa” en la revista EC, núm. 71 al poco tiempo de conocer el asesinato de nuestra querida misionera de Jesús-María y amiga Isa Solà el pasado 2 de septiembre de 2016 en Haití.

Han pasado más de 3 meses y todavía no consigo reparar mi corazón, pero como bien me dijo Iñaki, mi pareja, y quien ha vivido en primera persona el hondo dolor de mi corazón, “Isa ha dejado huella en ti y formará parte de todo tu ser y de tu actuar en la vida siempre”. En los momentos bajos, él también me hacía reflexionar con una pregunta: ¿Qué te diría Isa? Igual os parece una nimiedad, pero a mí, me ha ayudado mucho pensar en la posible respuesta que ella me dedicaría. Si a vosotros os ayuda, os regalo la pregunta.

Gracias Iñaki por estar a mi lado en estos momentos delicados, y por regalarme esta evidencia que no podía ver por la maraña del desconsuelo. No sabes cuánto me alegro de que después de tantos años hablándote de ella, la conocieras en persona en nuestro reencuentro el 3 de agosto de 2016 en el Santuario de Loyola (Azpeitia). Nunca pensé que ese día pudiera ser nuestra despedida…

Poco después de conocer la noticia del asesinato de Isa y derrumbarme, Alberto, compañero del Departamento de Comunicación de EC, que conoce muy bien el dolor profundo que supone una muerte cercana, me dijo que cuando alguien al que quieres mucho fallece, de repente fluyen las palabras más bonitas y habla el corazón. Y es verdad… Cada vez que pienso en ella se me encoge el alma y de repente, todo fluye. Gracias por acompañarme en el duelo, a ti y a todos los que habéis estado pendientes.

No sé a vosotros, pero a mí me ha ayudado mucho el ir y venir de correos electrónicos, el compartir las vivencias de tantas personas que conocíamos y queríamos a Isa después de que le arrebataran la vida en su coche, el mismo en el que estuve con ella en mis experiencias haitianas. Creo que Isa iluminaba cada paso que daba, y aún nos sigue iluminando en el camino, como el halo de una estrella. Somos tantos… religiosas de Jesús-María como Inmaculada Tuset, M. ª Ángeles Aliño, Conchita Tindón, Tesuca Mayorga, Yudith Pereira, María Viader, Maite Valls, Nazaret Ybarra, Margaret Perron, Eileen Reed, Mónica Joseph, Vivian Patenaud… y otras tantas congregaciones… familiares como sus hermanos Javier, Alberto, Carmen, Fernando y Toni (DEP) … y otras tantas personas amigas como, Manolo Contreras, Patience Esi, Ofelia Quintanilla, Leide Philocles, Carmen Castillo, Javier Trench, Javier Poveda, Sandra Gallego, Elena Martín… tantos y tantos… (Perdonad, sé que me dejo muchos nombres, pero somos muchos en el mundo los que tuvimos la suerte de conocerla y aprender de ella. Os invito a comentar en este post vuestras experiencias a todos los que os dejó huella como a mí).

centro-amputados_isa_laura

Pero todavía me reconforta más saber que los proyectos que ella misma dio vida en Haití, continúan vivos y tendrán más impacto con nuestra implicación. Os hablo del proyecto del Taller de Prótesis San José, gestionado por la Fundación Juntos Mejor de Jesús-María.

Se llama San José por el día en que Isa dio a luz a este proyecto, el 19 de marzo de 2011, el día del Padre. Para los que no lo conozcáis, os contaré que este taller nació después del terremoto de enero de 2010 que asoló Haití con más de 300.000 fallecidos, otros tantos heridos y más de 1.500.000 de desplazados.


Toda la población sufrió las consecuencias de la catástrofe, incluidas todas las congregaciones ubicadas en Haití, como la de Jesús-María. Concretamente Isa Solà, experimentó en primera persona las secuelas del terremoto con los afectados, fallecidos y damnificados, y constató una realidad impactante: el número de personas con miembros amputados era alarmante, de ahí la necesidad de trabajar con las personas que debían reconstruir sus vidas años después y dar vida a este proyecto. Isa observó que los amputados del terremoto estaban totalmente marginados por la sociedad haitiana, por ser pobres y lisiados.

En las dos ocasiones que viajé a Haití (febrero 2012 y mayo 2015) comprobé con mis propios ojos los milagros que provocaba el funcionamiento de este taller. ¿Imaginas ver a un niño que vuelve a andar? ¿A una madre que vuelve a escribir? ¿A un padre que vuelve al mercado laboral disponiendo de dos piernas y dos brazos para poder alimentar a su familia? Todas estas maravillas sucedían en aquel lugar en el que estuve. Todavía suceden.
centro-amputados-isa-nina-amputada
Este taller de fabricación de prótesis atiende a los damnificados, y tras un adecuado tratamiento, implanta las prótesis y aporta los medios necesarios para la rehabilitación. Realiza un seguimiento de los pacientes y ofrece atención psicológica si el paciente lo requiere, todo ello con trabajadores y técnicos locales. Así lo quiso Isa, para que los propios haitianos fueran los que autogestionaran el taller paulatinamente. A día de hoy el proyecto ha reducido su presupuesto en un 70%, a pesar de que el reciente huracán Matthew hace prever un mayor número de pacientes. El objetivo ahora es dar continuidad al legado de Isa y hacer que más personas reconstruyan sus vidas (desde el año 2011 hasta la actualidad, han sucedido más de 1.200 milagros).

¿Sabes cómo vamos a dar continuidad al legado de Isa? Disfrutando del concierto solidario que el próximo 19 de diciembre a las 19.30h tendrá lugar en el Colegio Jesús-María de Madrid, con la iniciativa colaboramas.org (iniciativa de las ONGD Escuelas Católicas y FRS -Fundación de Religiosos para la Salud-). Este año 2016 queremos finalizarlo con un concierto de Navidad muy especial con la colaboración de la Coral de Jesús-María. Con el lema #UnidosporHaití queremos expresar que no olvidamos a quienes sufren, al trabajo de los misioneros, que no olvidamos Haití, a Isa y a su legado.

Si vienes al concierto ayudarás a las Hermanas de Jesús-María a continuar atendiendo a la población amputada en el Taller de Prótesis San José en Haití. Tienes toda la información en http://colaboramas.org y si yo no te he convencido, puedes leer las 10 razones para ir al concierto que nos expuso @evadiazfer

Si no puedes venir y quieres apoyar este proyecto u otros proyectos de colaboramas.org puedes hacerlo comprando una entrada de fila cero (“UNIDOS POR HAITÍ” ES34 0030 1134 20 0003632271), enviando un SMS con las palabras AYUDA GRACIAS al 28099 o haciéndote AMIGO de Colaboramas.org con al menos 5 euros al año.

Tengo un regalo muy especial para todos vosotros. Me lo envían del Colegio Jesús-María San Andrés de Barcelona. Los niños de Primaria y toda la comunidad educativa nos cuentan con sus voces y a través de unas viñetas, la dedicada vida de Isa a los más pobres. No dejes de verlo y oírlo. Aprovecha esos minutos para escuchar también a tu corazón.

Solo me queda expresar mi más absoluta y sincera admiración a todos los misioneros y misioneras que, como Isa, desempeñan su labor desinteresada en los lugares más recónditos del planeta. Allí donde más necesidades y miseria existen, estáis vosotros, creadores de milagros, por ello, GRACIAS.

Y a ti, Isa, decirte que, desde que te fuiste, el mundo tiene esperanza, porque gracias a ti muchas personas son mejores personas y quieren seguir tu ejemplo. Desde que te fuiste, Haití te recuerda, te echa de menos y siente tus pasos para seguir luchando por un país mejor. Desde que te fuiste, una parte de ti está viva en mí, y siempre te llevaré conmigo.

Laura Ayerdi Zurutuza
@lauraayerdi

Anuncios