Este verano, he de confesarlo en bajito, vi un vídeo del canal oficial de Marvel, uno que hablaba de las 10 cualidades que hacen a un superhéroe ser lo que es.

El pasado 19 de octubre, tres meses después, no pude evitar recordarlo al escuchar a todos esos profes hablando con normalidad y emoción de sus grandes hazañas en la jornada “TICspiración, respira el cambio” organizada por Escuelas Católicas y Escuelas Católicas de Madrid en SIMO. Para ellos no es gran cosa. Es parte de su trabajo, pero…  ¿Acaso los superhéroes no hacen gala de su aparente normalidad debajo de la cual esconden su riquísima labor para la mejora de la sociedad? Analicemos con detalle cada cualidad, del 10 al 1, como hace el vídeo.

10. La valía. Un héroe no se considera merecedor de tal valor aunque provenga de familias de maestros y químicos. Tiene que demostrarlo, en nuestro caso en el aula y en el valor que le otorgan sus alumnos y en sus vivencias y experiencias.

9. Rebeldía. Dicen que los superhéroes tienen que hacer lo correcto, realizar su misión, a pesar de que a veces parezca que desafían el orden establecido. De eso nos habló Izaskun, del salto, de la decisión, de luchar por lo que crees que está bien aunque “nunca se haya hecho así”.

8. Futurismo. Es responsabilidad del héroe trabajar por un mundo y un futuro mejor, sobre todo a nivel tecnológico, pero cuidar de los tiempos que vendrán no es solo cosa suya.  Velar por el futuro de sus alumnos es la labor y la preocupación fundamental de todos los docentes. Y para eso inventan y reinventan, prueban, piensan e insisten, hasta que encuentran el secreto del éxito, el de los alumnos, no el suyo.

7. Fuerza. Decía el profesor, si profesor, Charles Xavier (X-Men) que “Cualquier sueño que merezca ser vivido es un sueño por el que merece la pena luchar”. Marvel nos dice que lo importante no es la fuerza del músculo sino la fuerza de Espíritu y de esto nos hablaron Noelia y Mariví. Ellas, soñadoras y fuertes de Espíritu han sido capaces de enfrentarse a todos los monstruos que aparecían en su camino aunque tuvieran nombres tan feos como Cansancio o Desmotivación.

6. Precisión. La que requiere el acierto, el enfoque adecuado. La que requiere el alumno y percibe el superhéroe gracias a uno de sus superpoderes: la educación personalizada.

5. Información. Nunca entendida como sinónimo de poder sino de conocimiento. Decía Superman “No veo mis poderes como un don para mí, sino para todo aquel que los necesite”. Si el don es el conocimiento ¿para qué guardarlo? Conocimiento compartido es lo que  respiramos  en TICspiración.  Generosidad transformada en inspiración. Sin pipetas ni decantadores. Una fórmula pura, la de compartir, la que creó César Poyatos, el químico del grupo.

4. Unidad. Hay dificultades tan grandes que solo se pueden salvar en grupo como los Vengadores o los 4 Fantásticos. Por eso existen, por un lado, benefactores, como SM, Educamos y Soditec que ayudaron en el viaje de nuestros protagonistas y por otro, comunidades de superhéroes como los #profesinnovadores que trabajan por hacer de la educación y de las escuelas lugares de aprendizaje donde cada alumno aprenda a construirse y a conseguir la mejor versión de sí mismos. Si estuvisteis allí sabréis quién es la autora de la frase.

3. Honor. Es lo que diferencia al villano del héroe. El hacer lo correcto. Es el valor que debe acompañar siempre a aquellos que trabajan y viven por y para los demás. Aquellos, que sin ser padres se desvelan por la educación de nuestros hijos.

2. Determinación. No rendirse nunca. “No tiene nada de malo sentir miedo siempre y cuando no te dejes vencer” decía el Capitán América. Seguir adelante es el lema que debe mover nuestra cabeza y nuestro corazón.

1. Responsabilidad. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” le dijeron a Spiderman. Hay que aprovechar los dones y ponerlos al servicio de quién lo necesita, como ha hecho Daniel Pajuelo con su proyecto Ciudad Esperanza. Un proyecto que suma tecnología, educación y solidaridad en una ecuación perfecta para dar un resultado más que positivo.

Llegados a este punto, estoy convencido. Los docentes son casi superhéroes o al menos eso demostraron con sus testimonios TICSpiradores. Ahora solo toca ponerles nombre:

fotopost

 

¿Se os ocurre algún otro nombre para los superhéroes de tu centro? A mí se me ocurren muchos para las personas que día a día a mi alrededor ganan batallas y luchan por un mundo mejor, pero de esto, ya os hablaré en otra ocasión.

alber3

Anuncios