He tenido la oportunidad de visitar en estos dos últimos meses centros innovadores de Escuelas Católicas de toda España, acompañada por profesores de estos colegios y dentro del programa de prácticas de “Profesores en acción”. He estado en la friolera de 20 centros (de Córdoba, Madrid, Gijón, Valencia, Zaragoza, Coria, Tolosa, Málaga, Bilbao y Barcelona), y si tuviera que resumir este viaje diría GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO Y MOTIVACIÓN y por dejarnos compartirlo en la red de #profesinnovadores para seguir aprendiendo e innovando.

Ha sido un privilegio poder constatar cómo se están adaptando a las nuevas metodologías, a las nuevas formas de trabajo con los alumnos, a los cambios en los centros y las aulas, a los retos tecnológicos, al plurilingüismo… evidenciados a través de proyectos y metodologías concretas, mostrados por los alumnos y profesores, todo para la mejora de las oportunidades de aprendizaje de cada persona.

He visto pasillos y centros que destilan experiencia pedagógica, arte y creatividad, luz y colorido.

He conocido alumnos que reflejaban alegría en sus caras y sentimientos de pertenencia al centro.

He confirmado que los profesores se sienten parte de un proyecto en el que está implicada toda la comunidad y del que son actores fundamentales.

He comprobado que los padres valoran las iniciativas puestas en marcha para que sus hijos estén a la “última” en innovación educativa y que se eduquen en valores que les conviertan en “personas de bien”.

Ha sido un lujo poder comentar todas estas evidencias con los equipos directivos y de titularidad que apuestan por un trabajo común hacia la excelencia educativa, sin perder de vista sus idearios y proyectos educativos.

Todos los centros visitados han participado en anteriores convocatorias del Programa “Profesores para el cambio y la innovación” o “Profesores en acción” y han puesto en práctica de manera progresiva, sin prisa pero sin pausa, la formación que adquirieron en los cursos y las evidencias que pudieron constatar en las visitas a otros centros innovadores. Son ya cinco ediciones de este programa y del Movimiento “Por la innovación educativa” de Escuelas Católicas y doy fe de que funciona… ¡Vaya si funciona!, y no tiene vuelta atrás.

A principio del curso que viene podremos ver un documental que resume muchas horas de grabación con visitas a los centros y entrevistas a padres, alumnos, profesores y equipos directivos. Queremos mostrar lo mucho y bien que trabajan los centros de Escuelas Católicas, y qué mejor forma de enseñarlo que viendo en directo los centros, los proyectos, las opiniones de todos los miembros de la comunidad educativa; en resumen, “la vida diaria” de un montón de centros que representan lo que es la escuela católica, dejando atrás muchos estereotipos que por desgracia todavía tenemos que ir refutando con evidencias gráficas y con la realidad de nuestras aulas. Próximamente os avisaremos del estreno.


Ana Díaz-Güemes
@Anadguemes

Anuncios