Es tiempo de admisión. Es tiempo de informar a los padres. Es tiempo de las jornadas de puertas abiertas. Es tiempo de web… ¿Cómo?… Ahora te lo explico.

Seguro que ya habéis organizado vuestra jornada y acogido a un montón de padres interesados en vuestro centro. ¿Sabéis por qué han seleccionado vuestro centro?… Evidentemente es algo que no podemos responder desde este blog, pero de lo que estamos seguros es de que esas familias ya habían visitado tu centro antes a través de tu página web.

Si consultáis cualquier foro de madres y padres os daréis cuenta de que la mayoría de las opiniones que allí se vierten no son experienciales, son resultado de un concienzudo análisis de vuestra página web y vuestros perfiles en redes sociales. Y son argumentos decisivos.

Los padres del siglo XXI no son nativos digitales pero se manejan muy bien en la red. Consultan, comparan, participan en foros. Probablemente haya padres estos días que sepan mucho más de vuestra reputación y huella digital que vosotros mismos. Es una decisión importante. No se trata de elegir un hotel o un seguro para el hogar. Se trata de elegir el centro donde su hijo sea feliz, esté seguro y tenga un aprendizaje adecuado a sus valores.

Si están en vuestra jornada de puertas abiertas podéis estar contentos, habéis pasado la prueba de la web. Los padres no visitan más de tres centros, no tienen tiempo. Seguramente su lista de candidatos era mayor, una decena al menos, y lo más probable es que hayan descartado los otros siete sin utilizar el teléfono lo que no quiere decir que descuidemos la atención telefónica. Las decisiones tienen una gran cantidad de variables y la persona de recepción es la primera voz y la primera cara de vuestro centro para los padres, antes o después. Pero no os confiéis, nunca sabréis cuantas familias más habrían venido a nuestra jornada de puertas abiertas si vuestra página web fuera de otra manera y dado que ésta puede llegar a ser decisiva hay que estar atento, revisar, evaluar y optimizarla constantemente.

La página web tiene que ser atractiva, no extremadamente llamativa pero si debe llamar la atención. Debe cumplir las normas básicas de accesibilidad, usabilidad y navegabilidad. Tiene que aportar valor añadido y cuidar muchísimo los contenidos que allí ofrece. Ha de ser fuente fidedigna de información y canal de comunicación.  Ha de dar respuesta a las necesidades de información de los nuevos padres (contacto, horarios, ideario, comedor, rutas escolares, instalaciones, extraescolares, proyectos, etc.) y de los padres y alumnos que ya forman parte de nuestra comunidad educativa (noticias, proyectos, mejoras, fotografías, etc.).

A continuación algunos contenidos recomendables:

  1. Información y contacto: dirección, teléfono, correo electrónico genérico, horario de secretaría, equipo directivo y claustro. Es importante ofrecer un cauce de comunicación directo. Si no tienes redes sociales que favorezcan el intercambio de opiniones e informaciones con la comunidad educativa este apartado es especialmente importante.
  2. Noticias, novedades y última hora, vídeos… siempre en portada.
  3. Etapas educativas.
  4. Ideario del centro, proyecto educativo e historia.
  5. Servicios (instalaciones, comedor, extraescolares, plataformas educativas, etc.).
  6. Actividades habituales del centro.
  7. Proyectos a los que el centro esté adherido, instituciones a las que pertenece, sellos (centro de Escuelas Católicas, proyecto de idiomas, sello de calidad, etc.).
  8. Enlaces a las páginas de la institución titular, del resto de colegios de la misma, de la Administración educativa, páginas de ámbito local (provincia, ciudad, barrio, medios locales, centro cultural del barrio, etc.) de asociaciones relacionadas (ONG, AMPA, etc.), de vuestras iniciativas (blog de aula, blog de fomento de la lectura, wikis de los alumnos, etc.).
  9. Enlaces a vuestras redes sociales (si las tenéis). Casi todas las redes ofrecen la posibilidad de embeber, es decir, de mostrar los contenidos alojados en las mismas dentro de la web institucional. Aprovechad esta posibilidad y destacadlas en vuestras páginas, así además optimizaréis espacio en el servidor, estaréis mejor posicionados y tendréis usuarios que lleguen a vuestra web desde estas redes.
  10. En su caso, apartado que recoja los requisitos exigidos por la Ley de Transparencia para vuestro centro.
  11. Aspectos legales. No hay que olvidar incluir la política de cookies y el aviso legal para proteger de los datos que se muestran en la web. El aviso legal debe ser permanentemente accesible, fácil de encontrar y de consultar. Su contenido debe mostrar, al menos: la denominación social, la dirección social, la dirección de correo electrónico, los datos de inscripción en el Registro correspondiente y el número o código de identificación fiscal.

Tu web ha de ser el repositorio de contenidos principal. Las redes sociales han de servir como soporte o altavoz de los mismos. La web como principio y la web como fin. Y con esto hemos llegado al fin. De las redes sociales hablaremos en otra ocasión. Ahora toca navegar y mejorar. Lo primero, nuestra página web.

Alberto Mayoral
@albertomayoral

Anuncios